Avión Invisible de Estados Unidos Asusta a Corea del Norte

Ajustar Comente Impressão

Para el investigador Zachary Keck, este deseo surcoreano de acabar con la cúpula norcoreana es "comprensible", pero puede generar una serie de costosos problemas de llegar a materializarse.

"El ejercicio Vigilant ACE busca mejorar la capacidad operativa combinada de los dos países [EU y Corea del Sur] de día y de noche, y en cualquier condición meteorológica", dijo un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano.

Medios locales insistieron ayer en que éstas son las mayores maniobras que se recuerdan, con 230 aeronaves y unos 12 mil efectivos involucrados.

El ejército estadounidense envió ayer aviones de combate sigilosos a la península coreana incrementando la tensión en la región y aumentando las posibilidades de iniciar una inminente guerra, según fuentes oficiales de Washington y Pyongyang.

La reunión de alto nivel sobre las cuestiones norcoreanas, la segunda de su tipo, tiene por fin discutir las contramedidas coordinadas contra la reciente provocación con misil del Norte y profundizar la cooperación contra sus continuas ambiciones nucleares.

El bombardero estratégico estuvo acompañado por dos cazas furtivos estadounidenses F-22 Raptor.

El senador republicano Lindsey Graham exhortó el domingo al Pentágono a que empiece a trasladar a familiares de militares estadounidenses desplegados en Corea del Sur, como esposos e hijos, ya que el conflicto con Corea del Norte se estaría acercando.

China y Rusia habían propuesto que Estados Unidos y Corea del Sur detuvieran los ejercicios militares a cambio de que Corea del Norte frenara su programa de armas.

Equipados con el recubrimiento de invisibilidad más avanzado del mundo, los F-22, y también los F-35, podrían ser llamados para encabezar una posible campaña militar contra Corea del Norte si la situación escala hasta el punto del uso de la fuerza militar, dijeron expertos. Keck estima que, en el caso de las dos Coreas, la inversión de recursos para introducir a la sociedad norcoreana en la nueva Corea tendría un costo aproximado de entre 1 y 5 billones de dólares.

Comentários