Nueva encuesta ratifica crecimiento del rechazo de indulto en Perú

Ajustar Comente Impressão

Fujimori, de 79 años, cumplía una sentencia a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad cuando fue indultado el 24 de diciembre, tres días después de que el presidente Pedro Pablo Kuczynski sorteara en el Congreso una moción de destitución gracias a la abstención de 10 legisladores fujimoristas. Aparte del chofer, dentro del carro estaba presente su hijo menor, el congresista Kenji Fujimori.

Según la información entregada por Reuters, su médico personal, Alejandro Aguinaga aclaró que "se le va a hacer un chequeo porque, si bien ha tenido una evolución favorable estos 7 días, no está totalmente estable".

Asimismo, este sábado el exmandatario abandonó el penal de Diroes ubicado en Ate, para dirigirse en una ambulancia a la Clínica Centenario Peruano Japonesa, a consecuencia de un cuadro de presión arterial baja y arritmia como se había comunicado.

Aguinaga manifestó que el recientemente indultado expresidente cuenta con supervisión médica y que los cardiólogos que siguen de cerca su estado de salud recomendaron internarlo nuevamente.

"Se convino hospitalizarlo para, en las próximas horas, hacer una reevaluación profunda de lo que ha venido aconteciendo, porque se han presentado algunos episodios de inestabilidad, por la fibrilación", agregó.

Kuczynski, quien derrotó a la hija de Fujimori, Keiko, por la presidencia en 2016, dijo que había perdonado al ex presidente por razones humanitarias, renegando de una promesa electoral de no hacerlo nunca.

García dijo hoy que los miembros del Partido Aprista Peruano (PAP), la agrupación que lidera, consideran que el indulto fue "un canje con la consecuencia de mantener a una persona sindicada en el cargo más importante de la nación".

Comentários